La moda sostenible y su poder de cambiar hábitos

Antes de que sigas leyendo me gustaría preguntarte qué te sugiere el título. No sé cuál es tu relación con la moda sostenible, tal vez seas una marca o tal vez estés en la búsqueda de una vida más sostenible eligiendo mejor lo que consumes y lo que dejas de consumir. Piénsalo bien y, al final de este post, dime si coincide con lo que te voy a contar.

El pasado viernes estuve coordinando una mesa redonda en Biocultura, organizada por Planeta Moda y Moda Sostenible Barcelona, titulada así: La moda sostenible y su poder de cambiar hábitos. Y, si el título ya me parecía sugerente desde un inicio, resultó muchísimo más interesante cuando dimos paso a la mesa y nos dimos cuenta de que cada una de las ponentes lo había interpretado de una forma distinta.

Noelia Montero, diseñadora de moda y creadora de la marca de moda sostenible Miu Sutin, se centró en los cambios que están sucediendo dentro de la industria. Fue especialmente interesante su ponencia, ya que Noelia cuenta con una amplia experiencia profesional también en el sector de la moda rápida (fast fashion).

Explicó que, frente a la industria convencional, la moda ética es muchísimo más complicada, ya que tiene en cuenta muchísimos más aspectos, además de los beneficios económicos. La salud, el medioambiente y las condiciones laborales de los trabajadores son los fundamentales. Esto implica trabajar con una filosofía de mejora continua, donde la investigación y la innovación son fundamentales. Además, la relación con los proveedores y con la competencia pasa a ser mucho más colaborativa y de igual a igual, basada en el respeto y el apoyo mutuo. Por último y no por ello menos importante, una marca de moda sostenible tiene que ser transparente, proporcionando toda la información que necesita un consumidor responsable para que este pueda ejercer su poder.

Por su parte, Clara Mallart, ambientóloga, eco diseñadora y creadora de la marca de moda sostenible Moethika, se centró más en los cambios que se generan en el entorno del emprendedor de moda sostenible, generando nuevos hábitos de consumo e incluso nuevas formas de producir en otros sectores.

En su intervención compartió su experiencia personal como eco emprendedora, explicando cómo su entorno comenzó actuando con curiosidad hasta poco a poco mostrarse más convencido de la necesidad de llevar una vida más sostenible. La moda ética necesita un consumidor consciente, formado y convencido de la importancia de consumir de forma más responsable. Por eso, son claves la educación y la comunicación para conseguir un sector más maduro y mayoritario.

Por su parte, Leticia Garza, diseñadora de moda y con una marca de moda sostenible en construcción, habló de las nuevas formas de consumo que están surgiendo como respuesta al consumismo incontrolado al que nos tenía acostumbrados la moda rápida. Entre los muchos ejemplos que compartió, me parecen especialmente destacables tres.

Vigga, tal vez mi preferido, ya que convierte una práctica de toda la vida en un ejemplo perfecto de economía circular. Ya se sabe lo rápido que crecen los niños, sobre todo cuando son pequeños, y que la ropa se queda nueva porque la utilizan durante muy poco tiempo, lo que supone un gasto muy importante para las familias y un desperdicio enorme de recursos. Vigga es una marca de ropa infantil que funciona con el sistema de leasing, tú encargas una bolsa de ropa de una talla determinada y cuando tu bebé ya no cabe en la ropa que tiene actualmente, la devuelves y recibes una bolsa de ropa de su talla, y así sucesivamente.

Otro ejemplo de leasing es Mud Jeans: pagas cada mes una cantidad por tus vaqueros y al final del año decides si quedártelos o cambiarlos por unos nuevos. Si los devuelves, ellos mismos se encargan, o bien de reciclarlos o bien de repararlos para darles una nueva vida, evitando que acaben olvidados en algún armario o en la basura.

Y por último, las bibliotecas de ropa, con el ejemplo barcelonés de Ropateca, demostrando que es posible cambiar muy a menudo de modelito sin tener el armario a rebosar de prendas que solo nos pondremos una vez.

Yo, por mi parte, al leer el título de la mesa redonda, me acordé de un post que nació de una conversación que había tenido con algunos compañeros de Hola Eco sobre la utilidad o no de los pequeños gestos, en el que mi conclusión es que todos empezamos por algún lado nuestro camino hacia una vida más sostenible y consciente, que cualquier cosa es insuficiente pero útil y válida si siempre buscamos hacerlo cada vez mejor. Un día te das cuenta de la necesidad de una industria de la moda más sostenible y al siguiente del problema de la sobregeneración de residuos, y así sucesivamente.

Como decía Laure Ritter en una entrevista en este mismo blog, “no podemos hablar de moda sostenible sin hablar de vida sostenible”.

PD: Entre evento y evento, se me ha olvidado decirte que ¡The Goood Shop está online!. Estamos muy contentos y orgullosos con el resultado de todas estas semanas y meses de trabajo. La semana que viene te lo explico todo pero, ¿por qué no te pasas a echar un vistazo?

8 Respuestas a “La moda sostenible y su poder de cambiar hábitos”

  1. He leido con mucho interes el Proyecto que han echado a andar. Me parece sumamente interesante, Felicitarles y desearles muchos exitos a futuro. En Canada se protégé mucho el ambiente, pero antes de vivir aqui, trabaje como voluntaria, en el Proyecto CESTA (Centro Salvadoreno de Tecnologia Apropiada) Promoviendo las ciclovias. Y asisti a muchos talleres sobre desarrollo sostenible, que era la unica via viable que se encontraba en ese entonces. De esto hace mas de 30 anos. Por ello, pueden ver porque me intereso el Proyecto que uds, desarrollan. Los ultimos anos he ido a visitor, El mercadillo, es una feria mensual, que se desarrolla en diversos lugares en San Salvador, El Salvador, y es una venta de productos artesanales. Encontre collares, hechos de hilo de cobre de los transformadores de luz electrica que se usaron hace mas de 50 anos; tambien de las llantas que no se usan de los autos, hacen carteras; resurgimiento de tecnicas tradicionales en la impression de textiles, como el indigo o anil. etc. Les deseo muchos exitos a futuro. Cordial abrazo para el Proyecto y para cada una de ustedes.

    • Hola Sylvia,
      Muchísimas gracias por tus ánimos y por tu comentario. También te felicito por tu compromiso, sin duda, la economía circular y el desarrollo sostenible son las únicas vías válidas para salvar a nuestro planeta.
      Un abrazo!
      Carmela

Dejar una Respuesta

XHTML: Usted puede usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>