Las cosas que te tienen

cosas

Hemos crecido pensando que tener más cosas es sinónimo de más bienestar. Pero nosotros no tenemos a las cosas, son las cosas las que nos tienen a nosotros.

Las cosas pesan, ocupan espacio y necesitan orden y mantenimiento. Cuantas más tienes, más trabajo. Útiles e imprescindibles hay pocas. La mayoría no son bienes, son residuos que te han hecho creer que los necesitas. Yo he aprendido que, además de por el medio ambiente, necesito hacer esto por mí. Necesito liberarme de las cosas que me poseen y así caminar, respirar y vivir de una forma más ligera.

cosas del Raval

Ya han pasado 4 años desde mi última mudanza y tengo la sensación de que fue ayer. Días enteros bajando cajas y cajas llenísimas desde un sexto sin ascensor para subirlas a otro quinto sin ascensor. Mientras intentaba buscarles un sitio pensaba en el alivio de que al menos la mitad se hubiera perdido por el camino.

Desde entonces, de vez en cuando abro las puertas de mi armario y lleno bolsas de lo que ya no uso. Sí, siempre hay más de una bolsa. Lo que no tiré la última vez por si acaso suele ser el primer candidato. No hay pena, ni dolor, ni arrepentimiento. Solo alivio.

cosas del Raval

Y, sin embargo, me cuesta. Así como he aprendido a no necesitar comprar tantas cosas, me sigue siendo difícil deshacerme de las que ya tengo. Hace días releí el post de Universo Flow sobre el método de Marie Kondo para mantener orden y me estoy planteando seriamente empezar a ponerlo en práctica en mi casa. Espero contaros muy pronto qué tal me va.

Por ahora os dejo mis truquillos para distinguir lo que sobra de lo que no. Ahora solo me falta tener el valor de tirarlo sin piedad.

  1. Sistema del limbo: A eso que te parece que ya no usas dale un tiempo. Si, pasado ese tiempo, sigues sin usarlo, adelante.
  2. ¿Le podría ser más útil a otro de lo que te lo está siendo a ti? Ni lo dudes, pocas veces cuesta tan poco un gesto altruista.
  3. Te has olvidado de que existe porque lo tienes en un lugar inalcanzable. Arrivederci, adéu, bon voyage, bye bye.
  4. Tropiezas con eso cada día y no precisamente porque lo estés usando. Mejor motivo no se me ocurre.
  5. El tiempo pasa y todavía no le has encontrado un sitio a eso tan “útil y bonito”. Ehem…
  6. Si ese cajón está apretado, es que le sobran cosas.

¿Se te ocurre algún truquillo más? Lo espero en tus comentarios ;)

 

6 Respuestas a “Las cosas que te tienen”

  1. Me encanta este post y especialmente esa frase de : No hay pena, ni dolor, ni arrepentimiento. Solo alivio. Me siento muy identificada. Sin embargo para llegar a ese estado tuve que pasar por muchos escalones previos, moldeando mi mente poco a poco. El minimalismo es un reto constante así que lo mejor es experimentarlo de manera muy progresiva y equilibrada. Estoy muy agradecida de salir en este post, de corazón. Marie Kondo me ha funcionado, sin duda. Eso si, con el tiempo hay que ir haciendo revisiones para no correr el riesgo de que sin pretenderlo las cosas – de manera casi natural – vuelven a su estado anterior al método. También es cierto que he ido versionando un poco el método adaptandolo a mi espacio y necesidades. Lo más importante: ser amables con nosotros mismos. Si por una temporada, la cosa se desborda no hay que reñirse ni culparse sólo recomenzar con buen ánimo. ¡Gracias por todo! ;)

    • Muchísimas gracias por tu comentario Mamen! Me ha hecho muchísima ilusión :)
      La verdad es que soy muy novata en esto de la búsqueda del minimalismo y lo que más me ha gustado de tu post es que has conseguido acercar a mi cotidianeidad (la de mujer que se encariña mucho con las cosas) algo que consideraba completamente ajeno (métodos en casa? No, gracias)
      Así que aprovecho y te felicito por tu gran trabajo :)
      Un abrazo,
      Carmela

  2. José Serantes Teijeiro

    Dixo a profe de italiano, que se escribe arrivederci. Eu diría que existen fallos MECANOGRÁFICOS. Casualmente o “”D”” está ó ladiño do “”C””.

    Gústame moito. Fai que me acorde da miña avoa Manuela, que tiña os pratos esportillados na lacena debaixo da lareira. Miña nai sempre lle berraba, para que tirara algún de vez en cando.

Dejar una Respuesta

XHTML: Usted puede usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>